La libertad es tan difícil de conseguir como fácil de perder.

Dios nos dio la voluntad; la voluntad, la libertad, y ésta, el mercado.El mercado nos hizo libres, y el Estado nos llevó a la esclavitud.

Trabajador, si los políticos nada más ayudan a los empresarios, ¡HAZTE EMPRESARIO!

jueves, enero 31, 2008

Sueño y España

Ayer soñé que España amanecía despierta y que una multitud de ciudadanos salía a la calle dispuesta a llevarse por delante toda la hipocresía y las falsas esperanzas que vierten sobre ellos los políticos.Así como aparece en los libros de Historia el levantamiento de la II Difunta República Española. Hombres y mujeres, jóvenes y ancianos que con una bandera en la mano alzaba el grito al cielo, y con los ojos iluminados visualizaban el futuro deseado.


Un futuro en el que todos, desatados de las cuerdas de la "progresia", libres y a la vez juntos, construían la sociedad de la verdad.

Si este sueño mío no fuera más que eso, que un 10 de marzo del año 2008 de la era de Jesucristo los españoles echaban del poder a los políticuchos que tenían como gobernantes, hoy viviría tranquilo, esperanzado; y me formaría en la noble ciencia de las Leyes, sin más que dar, en unos años más allá, de mi razón, una muestra de justicia y equidad.

Pero el presente es otro, y el futuro nada halagüeño, porque de una sociedad corrompida no se puede esperar nada más que gobernantes podridos. Unos gobernantes que se titulan obreros, socialistas y españoles pero que de esas tres palabras no le corresponden ni una sola letra.

¿Qué se puede esperar de un partido que en la oposición se saltó las reglas de juego y qué en el Gobierno hace oposición?

Sólo una respuesta: un gobierno que no gobierna y una Nación a la deriva; a la suerte de los que quieren deshacerla y que son apoyados por ese gobierno-oposición.

Es triste que a una Nación se la tenga que movilizar a través del miedo, de la mentira y de la descalificación; y que en cambio no se la motive con proyectos de futuro viable y fiable, desde la razón, el amor a España y la libertad.


Ojala me equivoque.

2 comentarios:

El Cerrajero dijo...

Vivimos en una sociedad enferma que parece haber apostado por la autodestrucción.

Con Z de Zuicidio colectivo.

hablajerez dijo...

Mientras que haya gente que piense que otro futuro es posible, hay esperanza.
Miremos a la historia ha habido muchos malos gobernantes y España sigue existiendo.
Ni ZP, ni Atuxta, ni Carod pueden romper una nación.