La libertad es tan difícil de conseguir como fácil de perder.

Dios nos dio la voluntad; la voluntad, la libertad, y ésta, el mercado.El mercado nos hizo libres, y el Estado nos llevó a la esclavitud.

Trabajador, si los políticos nada más ayudan a los empresarios, ¡HAZTE EMPRESARIO!

viernes, abril 16, 2010

Ignorancia social, una asignatura por aprobar

La ignorancia es vanidosa.

El ignorante quiere ser ignorante, vive de serlo, por lo que dejar de lado su ignorancia es perder el sentido de su vida.

El ignorante llega a querer perder su libertad, la repudia.

Sí, aunque parezca increible, no quiere pensar; quiere continuar con su borreguismo intelectual, se enorgullece de pertenecer a la mediocridad.

La mediocridad, el poder de la masa, atrae a los humanos sociales: el bien de la mayoría es lo mejor, incluso para la minoría; el bien mío siempre por encima del de todos; el bien mío es el bien de todos. YO y mis ideas son las correctas, son las que se deben seguir.

YO, y los míos, somos los buenos. Aquel que ose librepensar es MALO, es egoísta, insolidario y tonto.

¡Ay, cuantos CDs hay por el mundo malnacidos!

1 comentario:

Miguel A. dijo...

Esa es la historia actual de España.

Saludos