La libertad es tan difícil de conseguir como fácil de perder.

Dios nos dio la voluntad; la voluntad, la libertad, y ésta, el mercado.El mercado nos hizo libres, y el Estado nos llevó a la esclavitud.

Trabajador, si los políticos nada más ayudan a los empresarios, ¡HAZTE EMPRESARIO!

martes, mayo 03, 2011

Obama mata a Osama

Nos despertamos ayer, 2 de mayo, con la noticia que llevábamos esperando varios años a nivel internacional: un comando de fuerzas especiales de Usa ha matado a Osama Bin Laden.

No sé si todavía es posible que haya un desmentido, que alguien diga que es una farsa y que era un doble, pues no tenemos ninguna prueba convincente completamente de que Bin Laden este muerto. Aún así, es una gran noticia.

Los Usa ha llevado el peso de la lucha contra el terrorismo internacional desde los atentados del 11S, han sufrido bajas físicas, han costeado millones de euros en gastos militares y, sobre todo, le ha afectado a su reputación internacional con las guerras de Afganistán o Iraq. Al final, han cumplido con el primer cometido de su lista de tareas: matar al líder de Al-Qaeda.

Esta actuación militar ha sido vista por algunos como terrorismo de Estado, como una muestra más de la inmunidad y chulería de Usa y que no es más que un asesinato o venganza que viola los Derechos Humanos. ¿Osama Bin Laden merecía un juicio?

Todo ser humano tiene derecho a la vida.

Pero, ¿incluso si esa persona ha declarado la guerra a Occidente y a su Derecho que le otorga el derecho a un juicio justo?
Volvemos al debate circular de si una sociedad libre debe permitir a los que se autodenominan enemigos de esa sociedad.
En este caso, Usa ha seguido con la guerra declarada contra Bin Laden allí donde se encontrara. Y la guerra significa matar. Recordando un cita clásica famosa, "hacemos la guerra para que otros puedan vivir en paz".

Las autoridades de Pakistán sabían o habían autorizado los movimientos de las tropas useñas. Si no hubiera sido así, la protesta no habría tardado ni una mañana en cruzar el planeta.

Sobre las consecuencias de este duro golpe sólo creo que se puede decir que los Usa no deben relajarse después de haberse liberado de la piedrecita del zapato. Esto no significa que los terroristas desaparezcan o las ideologías extremistas-totalitarias mengüen.

Ha desaparecido el cabecilla de un grupo terrorista, el símbolo del descaro guerrillero del siglo XXI, pero, resulta que el escorpión estaba plácidamente escondido (al mejor estilo socialista-soviético: los fanáticos muriendo en las montañas hambrientos y las cúpulas en mansiones relajadamente) junto a una academia militar de un "aliado" del águila.

1 comentario:

David dijo...

Yo, la verdad, como intento de ser jurista creo que toda persona tiene derecho a un juicio justo, y cuando me enteré de la noticia me quedé un poco raro porque a mi juicio hubiera sido mejor cogerlo vivo.
Un tema bastante delicado pero creo que tu entrada ha hecho "encender la bombilla":
El problema a mi juicio es considerar a Osama terrorista o soldado.
Bush tras el 11-S declaró "la guerra al terrorismo". Un concepto un poco raro, inusual, ya que siempre a los terroristas se les han considerado criminales, no soldados que es lo que ellos quieren y desean. Pero considerando a OSAMA y a su organización como un enemigo a batir y no un criminal... en caso de guerra, como la actual según las palabras de Busch, es totalmente ético eliminar a cualquiera.
El problema de lo anterior es considerar desde la teoría de los conflictos si es o no una guerra el conflicto de USA con Al Qaedad.

Si consideramos a Ben Laden un terrorista, un criminal, tendría el derecho a ser juzgado y tener un juicio justo.

Ahora bien, ¿se vería correcto que un comando de GOES fuera en helicoptero a Irlanda y mataran a de Juana Chaos?
Dejo el interrogante