La libertad es tan difícil de conseguir como fácil de perder.

Dios nos dio la voluntad; la voluntad, la libertad, y ésta, el mercado.El mercado nos hizo libres, y el Estado nos llevó a la esclavitud.

Trabajador, si los políticos nada más ayudan a los empresarios, ¡HAZTE EMPRESARIO!

jueves, mayo 20, 2010

Descubriendo porqué es necesario el abaratamiento del despido o el despido libre

No se si fue por inspiración divina, por lo obvio del razonamiento o porque después de tantos meses martilleándonos con la idea, el cerebro sirve para algo y, de repente, surge el argumento.

Ya he comprendido porque un abaratamiento del despido o incluso el despido libre es mucho mejor para los trabajadores y para los parados que la protección laboral de sus contratos, aunque pueda parecer lo contrario. Ahí es .

Patronal y expertos, economistas o no, pregonan a los cuatro vientos que es necesario una reforma del sistema laboral español. Proponen crear nuevos tipos contractuales, reducir los costes por despido o incluso el despido libre. Visto así, suena muy pro-empleador (empresario); por lo que no es extraño que las hordas sociales tiren directamente al casillero de "No válidas" estas propuestas, y no se pase a una etapa de análisis de la crisis laboral que padecemos.

Entrando en la cuestión, y dejando de lado que el despido libre o muy barato, de primera vista, sólo beneficia a los empresarios, hay que aclarar que quién da trabajo es la empresa (empresarios, ni sindicatos ni políticos...¿o sí?). En España, el 90% de la empresas que dan trabajo son PYMES y no grandes multinacionales "egoístas y endemoniadas", son pequeños empresarios los que se juegan su dinero para producir y dar trabajo a otros.
Por lo tanto, si ese pequeño empresario va bien, sus trabajadores seguirán trabajando e irán, generalmente, bien (entendemos que es mejor para una persona trabajar que estar sin trabajo).

Por despido libre vamos a entender que el empresario no va a tener que compensar económicamente al trabajador que despide.
Por despido muy barato vamos a entender que el empresario va a tener que compensar económicamente al trabajador que despide, pero pocos días por año trabajado.

¿Por qué estas dos fórmulas favorecen a los trabajadores si no van a tener una compensación si los despiden?

La primera respuesta puede ser porque seguirán trabajando.
El empresario, en estos tiempos de crisis que corren, piensa si le conviene seguir teniendo a ese trabajador en plantilla. Sopesa costes y riesgos.
Con la actual regulación laboral, el empresario despide al trabajador, le paga la indemnización y a la calle. No le compensa tener al trabajador otro año más en su empresa porque no sabe como va a estar la situación económica el año que viene, y mantenerlo significaría que tendría que pagarle los 40 días más por ese año de más trabajado. Por prudencia lo despide, no le salen las cuentas.

Con un despido muy barato o libre, al empresario le da igual mantener al trabajador en su empresa porque el cálculo, llegado el caso de tener que despedirlo, no le va a suponer un aumento serio en los gastos (despido libre); o porque en el cálculo realizado en el año 0, con una indemnización de pocos días, le entra en las cuentas de resultados a más empresas los pocos gastos que significarían el despido.

Otra respuesta posible es que producirá un aumento de la contratabilidad o el cambio de mentalidad de los empresarios para contratar indefinidamente. Si los empresarios no tienen que calcular costes futuros de indemnizaciones serán más propensos a contratar, por lo que aumentaría el número de trabajadores.

La oposición sindical y socialista es muy lista, (y aplica ya el despido libre a sus trabajadores) no sólo exigen que haya trabajo, sino que el trabajo no sea precario, no haya contratos basuras y que los trabajadores tengan las mejores condiciones posibles siempre. El problema es, y lo ponía entre paréntesis más arriba, por qué entendemos que es lo mejor para el trabajador: trabajar sea como sea o estar en el paro. Para los sindicatos, lo mejor es que los trabajadores que estén trabajando conserven sus empleos con condiciones excelentes, acosta de que existan 5 millones de parados, esos no les importan.

Me imagino y es normal que surja la siguiente pregunta:

¿Qué podrán hacer los trabajadores si no tienen la indemnización después de estar trabajando muchos años? ¿De qué viven?

Ahorrar.

Ahorrar significa que los trabajadores (en general, los ciudadanos) preveen que necesitan recursos para el futuro y guardan parte de los recursos actuales para satisfacer necesidades futuras. Piensan en su situación actual y la que puedan tener dentro de un tiempo, y actúan responsablemente proveyéndose y no malgastando el dinero conseguido (endeudándose).

Si la tónica general de los trabajadores fuera ésta, el aumento de ahorro produciría que surgieran en el mercado soluciones para satisfacer esa demanda: fondos de ahorro, seguros de desempleos... que competirán para satisfacer a los trabajadores ahorradores.
A su vez, esta aparición de oferta generará que los trabajadores busquen lo mejor para su dinero, aumentando el conocimiento de los mercados financieros y de seguros, la cultura económica y de la responsabilidad.

Espero que ayude esta reflexión a otros "buscadores del bien social" a entender la propuesta del despido libre o abaratar el despido.

Porque no haya 5.000.000 de españoles sin trabajo,

¡DESPIDO LIBRE YA!

5 comentarios:

amartinoro dijo...

Muy interesante la entrada, y muy didáctica!
En efecto, lo que es intuitivo a primera vista, puede no serlo cuando lo analizas en más detalle.

yennego dijo...

Muchas gracias por tu aportación, espero que ayude a comprender algo que desde fuera es tan chocante pero es, desde mi opinión, bastante razonable.

amartinoro dijo...

Ya se lo explicarás a este tipo de gente: http://amartinoro.wordpress.com/2010/06/16/el-cine-espanol-y-la-cultura-economica-parecen-incompatibles/

Je. Les hace mucha falta alguna lectura que no sea Público o derivados.

borjabrela dijo...

Yennego, noto con alegría que tu cerebro se va amueblando con los conocimientos económicos adecuados y que se está liberando de prejuicios o juicios a primera vista para conseguir penetrar las soluciones correctas pese a quien le pese.

Este es un post muy didáctico que tus amigos y conocidos deberían leer; a ver si empiezan a pensar y a ver la luz después de este período oscuro de dominio social-demócrata.

Ánimo, hermano!

Love and Freedom.

Akuma dijo...

No tienes ni puta idea niñato. Y si, digo niñato porque con esas opiniones seguro que no tienes más de 40 años. Dile a un trabajador que echan con 50 años que se va a ir con una mano delante y otra detrás, a ver que empleo encuentra.
Si un trabajador es bueno no lo vas a echar a no ser que quiebres y por lo tanto no debe preocuparte la indemnización, pero si lo tienes o quieres echar porque simplemente otro niñato como tú le sale más barato porque no tiene la antigüedad, plusvalías,etc. que puede tener un empleado que ha DEDICADO TODA SU VIDA A LA EMPRESA, y lo tienes que indemnizar, te aseguro que EN CUALQUIER CASO (incluso aunque la empresa quiebre) el que sigue saliendo peor parado (y nunca mejor dicho) es el trabajador de 50 años, ya que un empresario sólo tiene que pagar una pasta cuando, como he dicho antes, es el trabajador que lleva 30 años en la empresa al que quieres largar, no al que lleva un par de años indefinido.on esas opiniones seguro que no tienes más de 40 años. Dile a un trabajador que echan con 50 años que se va a ir con una mano delante y otra detrás, a ver que empleo encuentra.
Si un trabajador es bueno no lo vas a echar a no ser que quiebres y por lo tanto no debe preocuparte la indemnización, pero si lo tienes o quieres echar porque simplemente otro niñato como tú le sale más barato porque no tiene la antigüedad, plusvalías,etc. que puede tener un empleado que ha DEDICADO TODA SU VIDA A LA EMPRESA, y lo tienes que indemnizar, te aseguro que EN CUALQUIER CASO (incluso aunque la empresa quiebre) el que sigue saliendo peor parado (y nunca mejor dicho) es el trabajador de 50 años, ya que un empresario sólo tiene que pagar una pasta cuando, como he dicho antes, es el trabajador que lleva 30 años en la empresa al que quieres largar, no al que lleva un par de años indefinido.