La libertad es tan difícil de conseguir como fácil de perder.

Dios nos dio la voluntad; la voluntad, la libertad, y ésta, el mercado.El mercado nos hizo libres, y el Estado nos llevó a la esclavitud.

Trabajador, si los políticos nada más ayudan a los empresarios, ¡HAZTE EMPRESARIO!

miércoles, mayo 26, 2010

Respondiendo a Julio Anguita: de los señores mercados y el plusvalor-trabajador

Un amigo me envía este vídeo con una palabra: Anacocapitalismo.

¿CLASES DE CONOCIMIENTO ECONÓMICO O VOLUNTAD DE ENGAÑAR?

Intervenciones de Julio Anguita en 59 Segundos



Respuestas a Julio Anguita:

- La primera pregunta retórica de Julio Anguita es "¿quién elige a los mercados? Esto lesiona el principio democrático. Los políticos deben acostumbrarse a obedecer a los mercados."

Los mercados no se eligen no es una organización, no es un club elitista, porque están compuestos por todos los ciudadanos libres. Es el "ente" más democrático y perfecto existente en toda la Historia. Cuando digo que todos formamos parte de él es cierto, Anguita, tú formas parte del mercado aunque no te guste, todos somos a la vez oferta y demanda: empresas, autónomos, trabajadores, pensionistas, niños, jóvenes, y hasta los políticos forman parte del mercado cuando eligen vivir en La Moraleja y no en Leganés.

-La segunda cuestión para sostener la primera es que a "los dirigentes los elegimos nosotros, pero quién elige a los bancos, a las agencias de rating, a los fondos de inversión..."

Lo primero es qué YO NO ELIJO A ZP O A RAJOY, por lo que ese principio democrático no se respeta en la política. Partiendo de esto, en el mercado LAS PERSONAS SI ELIGEN TODOS LOS DÍAS: eligen con que banco trabajan, eligen si meten su dinero en algún fondo o lo invierten en Bolsa directamente, en depósito a plazo fijo, variable, mixto... la pregunta que habría que hacerle a Anguita es que diga claramente que no quiere que existan bancos ni fondos de inversión y que, por lo tanto, no quiere que la gente elija qué hacer con su dinero. Es esto lo que realmente les duele, que la gente gestione su dinero a su coste y riesgo.

- Tercero, Julio Anguita dice que está en riesgo el sistema democrático porque los políticos elegidos se "dejan manipular" por los que no son elegidos, tomando estos últimos (entendemos que son la Alta Banca, Multinacionales, etc...) las decisiones por y contra los ciudadanos ("nosotros"), y siendo estas acatadas por los Gobiernos, planteando el primer problema que existe.

Voy a estar de acuerdo con Anguita en un punto, está muy mal que los políticos acepten decisiones de los bancos siendo estas contraproducentes para los ciudadanos. Esta es la lacra que padecemos por vivir en Estados tan socializados, donde politicuchos toman decisiones condicionadas por interés particulares en contra de sus conciudadanos. Esto se soluciona si los políticos tuvieran menos poder, y fueran los propios ciudadanos los que tomaran cada uno bajo su responsabilidad con que banco, fondo o empresa tener relaciones mercantiles. ESTO SERÍA LO DEMOCRÁTICO. El sistema democrático esta en peligro desde el momento que los ciudadanos no eligen a sus representantes, desde el momento en que los partidos políticos son estructuras cerradas donde los "aparatos" mandan. Estos aparatos si que son los que nunca han ido a las urnas ni interna ni externamente; este es el puñal clavado por donde se desangra la democracia occidental.

- Lo cuarto de lo que se queja es que los recortes de ZP han afectado a los funcionarios, las pensiones y al gasto público que crea empleo; y no ha ido, en cambio, a por las SICAV y empresas. Critica que desde la UE ha apoyado estas medidas porque son presionados por "los mercados" y continua su férreo ataque contra los "mercados": "hasta que a los mercados no se les pongan firmes y se le diga que el poder demócratico está por encima...mandarán los bancos, las empresas de colocación, los inversores...que sí,que son los que prestan." Por esto la Unión Europea no está cumpliendo con sus objetivos integrados como una Unión Europea Unida.

Este punto es muy ilustrativo. Primero, ya deja claro que para él los mercados son los bancos (son los que prestan). Segundo, quiere que los políticos los limiten (a los bancos), es decir, que sean intervenidos y estén sujetos a lo que digan los políticos y no los administradores, economistas asalariados, accionistas o clientes. Tercero, se queja de que la UE (y gobernantes de los Estados miembros) apoye las medidas de recorte planteadas por ZP, pero que no vayan a favor de que los mercados (ahora hay que incluir a los "ricos") sean gravados con más impuestos.; pero va a más, y dice que la UE no es UE de verdad porque no tiene un poder para tomar decisiones que afecten a todos los Estados miembros.
Señor Anguita, ¿ahora se olvida del principio democrático? ¿No hemos votado a nuestros gobernantes para que tomen decisiones aunque no nos gusten? o ¿es que además tienen que tomar las decisiones que tú quieras?
Pero es que confunde mercado con sector financiero (y a estos le achaca decisiones de los politicos a través de los Bancos Centrales), o nos intenta confundir, porque en su fuero interno sabe que los mercados libres funcionan mejor que intervenidos y que significan más poder a los ciudadanos y menos a los políticos. Es decir, es más DEMOCRÁTICO.

- La economía es politica, y no se puede plantear la Economía como una Ley que está fuera de las decisiones de los seres humanos...Keynes... le metio mano al capital, con el beneplacito del capital, porque sabía que tenía que salir, llegando a gravar el 95%, se salió, ... los trabajadores han creado el plus valor, riqueza, el origen está en el trabajador, y con la historia del mercado, de la economía, como si fuera una ciencia asexuada..."

Keynes metió mano al capital porque le interesaba a los políticos. Detrás de las medidas keynesianas entraba la intervención estatal (los políticos).
La Economía está por encima de la política, y si no por encima, a lado. Sin unas cuentas saneadas y sin liquidez no se puede hacer nada, ni en el mercado ni en la política.
Una medida política no sirve de nada si la economía no la sustenta, por eso es tan grande el Estado y su poder, porque cada vez los políticos necesitan más dinero para llevar a cabo sus medidas, coartando y robándoselo a los bolsillos de los ciudadanos. Necesitan resultados para que los electores les voten cada 4 años y puedan seguir anclados en el sillón.
Es hora de que los ciudadanos nos demos cuenta de que somos nosotros los que pagamos a los políticos y sus proyectos, y que ese coste no nos permite cubrir necesidades o deseos que quisieramos realizar.

Es precisamente la puesta en práctica del keynesianismo y la aparición del Estado de Bienestar, el que ha producido que la economía sufra ciclos de superávit y déficit con crisis. La crisis que estamos pasando es una crisis sistémica, por supuesto, pero del sistema socialista (intervenido) en el que vivimos. Estamos en un sistema económico intervenido y se darán cuenta cuando se respondan a estas preguntas:
¿Para qué sirven los Bancos Centrales y quiénes los manejan? ¿Quién establece el tipo de interés de préstamo de los Bancos Centrales? ¿Quién decide dar subvenciones, ayudas, dinero?
Los políticos. Son estos lo que manipulan la economía a su antojo, a nuestro coste y riesgo.


-"¿Entonces para qué hay elecciones? Porque cuando yo voto, voto a alguien para que nos gobierne, pero luego hay unos señores llamados mercados y se imponen a los gobiernos "
"Marx será una antigüaya pero una cosa es cierta, sin trabajador no hay riqueza, no hay plusvalía" "Una empresa puede funcionar hasta sin director, como sea, pero no sin trabajadores, que son los que crean el plusvalor".

Para enmarcar.
Da igual que no haya empresa, ni empresario, ni idea, ni producto que producir, mientras haya trabajadores que trabajen. Parece que Anguita nada más fue a la clase en la que se dió el plusvalor de los trabajadores.
Le recomiendo al señor Anguita que asista a alguna clase de economía, pero no sólo dos tardes.


La última intervención en el apartado económico es relativa a la reforma laboral. Se puede responder con el artículo sobre el despido libre que publiqué hace unos días.

3 comentarios:

nomegustalapolitica dijo...

Efectivamente... da miedo este tipo.

Escuchar a este tipo es como pasar un día entero visitando las ruinas de Atenas. Que parece que te sitúas por momentos en otra época. Aquí lo mismo. Me puedo imaginar el terrible poder de hipnotizar y arrastrar a masas de personas sin apenas formación ni cultura, con esta capacidad de retórica y platonismo oratorio.

Crea realmente la atmósfera de mesías, coge porte con la barba (como Marx, Castro, Che-Guevara, etc.), y consigue llevarse ese debate entero de lleno al romanticismo. Observa que se queda todo el mundo descolocadísimo; como jugando "fuera de juego". Es un universo paralelo que no se guía por la razón. Sino por la pura fantasía evangelizadora y captadora de adeptos de esta pseudo-religión.
Bueno, qué te voy a contar, no?

El caso es que este tipo es un ejemplo andante del peligro que tiene esta secta abierta internacional. Realmente es muy magnética, y atrapa no sólo a incautos, sino a todos aquellos que no estén bien dotados de capacidad previamente aprendida de discernimiento. Sobrecogedor. Por algo pasó lo que pasó hace tan pocos años. Los 105.000.000 de asesinados por el socialismo en Europa, Asia y Cuba.

-------------

Comento punto a punto igual que tú:

1) "¿Quién elige a los mercados?"
Y ¿quién elige con quién me caso yo? ¿Y quién elige cuántos hijos quiero tener? ¿Y quién elige qué me apetece cenar esta noche?
Los mercados no son seres, es la forma de denominar a la LIBERTAD de ponerse en contacto quienes necesitan algo y ofrecen otra cosa a cambio (trueque, que ahora se hace con papel moneda). Intercambios libres, voluntarios, y que las personas hacen porque ambas creen que estarán mejor con el intercambio; si no, no lo harían.

Por tanto, el mercado no es un ente, el mercado es como decir "la libertad de expresión". ¿Quién la elige? No la elige nadie, no seamos estúpidos. Se es libre para expresarse, o se está bajo el yugo de la amenaza de violencia de alguien. Punto final.
La libertad económica es lo mismo. Se es libre para intercambiar lo que te dé la gana con quien quieras, o se está amenazado a punta de pistola para no hacerlo, o para hacerlo sólo bajo determinadas y puntuales condiciones. Como por ejemplo en Cuba, que ni siquiera puedes tocar a la puerta del vecino para pedirle arroz o judías e intercambiar sal o algo así. Es ilegal.

¿Quién elige la libertad económica?
Amigo, sólo un tirano puede elegir la libertad económica, así como cualquier otra libertad de las personas.

Si el 60% de la población vota que el otro 40% debe vivir esclavizada a trabajos forzados encadenados... ¿eso es democracia?
¿Quién elige eso? ¿Eso le vale a este hombre?

Nadie puede despojar a otro de sus derechos como individuo. Así, las mayorías pueden autogobernarse, pero no despojar a otros de sus derechos. Los mercados, es decir, el libre encuentro de personas intercambiando lo que deseen a su gusto, es libertad de expresión y movimiento, nadie puede despojarles de este derecho. ¿Quién elige esto? Nadie.

Bueno, sí, Lenin o Stalin, que por cierto se parecen mucho a él tanto en el tipo de estructura retórica como en su gesticulación.

2)
Exacto, lo has dicho clarísimo y no puedo por más que repetirlo con otras palabras:
A los comercios y bancos les eligen los consumidores, votando con sus compras. Si no compran desaparecen. Y el acto de compra es libre y voluntario. Así, si existen es por puro interés de los consumidores.
Yo lo que me pregunto es... ¿Por qué me gobierna ZP si no es mi representante? Yo no le he elegido.

nomegustalapolitica dijo...

3)
Yo creo que se refiere más bien al FMI. Al respecto de lo cual tengo un artículo que explica el proceso por el que sucede exactamente esto, que parece que le dan la orden al país, pero al contrario, es la escenificación que hace el gobierno ante su país. Las naciones son soberanas y nadie les da órdenes; es obvio.


No se puede concretar, porque como parte clave de la retórica magnética y de misterio y oscurantismo del socialismo, siempre está con el "dicen", "nos vigilan", "ellos",... y no se sabe a quién se refiere, que muchas veces es a nadie.

4)
Este punto es muy largo de explicar. Pero hay varias cosas obvias:
-La reducción a funcionarios y la congelación de pensiones, si te lo llevas a números, suponen un ahorro ridículo.
-Ese mismo ahorro se podría hacer mucho más fácil y más cuantiosamente con otras mil partidas, que además hemos propuesto en blogs incluso, u otros expertos.
Ha sido una cuestión de señales a los mercados. Señal de "soy capaz de gobernar si es necesario, simplemente estoy haciendo mi número de circo", para que deje de fugarse TODO.
Las medidas que reorganicen la economía son obviamente otras. Con esas, poco lejos vamos.

Ahora aparece el socialista plantonista y lo convierte en "ellos nos dirigen". Bueno, habrá un 5% de población inepta a la que este tipo hipnotice con esta chorrada, que ni él se cree.

5)
El plusvalor de las narices. Madre mía, esto es como seguir intentando meter a Adán y Eva entre fósiles de dinosaurios. Ridículo. Esperpéntico. Pero... fácil de captar para el que tiene CERO conocimiento ni intuición moral orientada en estas materias. "plusvalor" suena razonable. Bueno, y digo yo algo tan simple como: ¿y por qué no te quedas tú tu propio plusvalor? Cuando intercambias con otro tu "plusvalor" (llámalo como quieras) lo haces libremente, al precio que libremente te apetezca. Si no te interesa, quédatelo tú. Si tan ventajoso es, compra el plusvalor de otros. ¿Por qué no lo hacen?

La economía es como la justicia y la religión: no tiene nada que ver con la política. De hecho, la economía menos.
Simplemente fue un foco de poder político cuando creo desconcierto la revolución industrial en su inicio, y aparecieron sociópatas como éste (como Anguita), que además al calor de cierta literatura antigua y una pequeña avalancha que surgió aparejada a la circunstancia, aprovecharon la ola, no para ayudar a la gente a recuperar el norte de las cosas y explicarles, sino para terminar de desnortarles y llevárselos con ellos, para que les aúpen en sus fantasías narcisistas ególatras que terminan en genocidios al que se opongan, y tras éstos tiranía sobre los suyos.

¿Qué iba a ser si no? Sólo era un viaje de ego. Vendían crecepelo, amigos.

Los países están confistacos por la fuerza bruta y la amenaza de violencia. Plain and simple.
Estamos luchando por la libertad. Por liberarnos del gobierno, de la tiranía.

6)
Bueno, sin empresarios, ni "directores" ni emprendedores ni inversores, claro que funciona un país. Mira la mayoría de los países de África, algunos de Centroamérica, y algunos de Asia. Allí todos son trabajadores. Y trabajan sin parar, no te creas que vaguean.
Su PIB per capita ronda los 2.000$ anuales en estos países, como Corea del Norte por ejemplo, Vietnam, Nicaragua, Congo, etc.

La diferencia con los países de PIB per cápita ¡25 veces mayor! como Irlanda, EE.UU., Noruega, etc., no es que los trabajadores trabajen más. Al contrario, probablemente trabajan menos.
La diferencia es justo que sí existe 'el director'.
De ahí que el socialismo arruine a velocidad de vértigo a cualquier país. La demagogia romática y magéntica con la que consigue auparse al poder, luego se ve atrapado y forzado a aplicarla, y al haber sembrado tanto odio al "director", tiene realmente que eliminarlos, y convierte una población rica y próspera como Suiza en un Vietnam paupérrimo.

Saludos

yennego dijo...

Muchas gracias por tu aportacióm.

No podemos estar en desacuerdo.

Todos trabajadores y sin directores. sólo trabajadores dirigentes (soviets).